Ejercicios de relajación

Ejercicios de relajacion

Ejercicios de relajación, pasos uno y dos

Generalmente cuando una persona tiene estrés no descansa bien cuando duerme en las noches, sucede además que con mucha facilidad se enoja, mantiene tensionados los músculos; ante esta situación se puede tomar una determinación que tiene que ver con los ejercicios de relajación para mejorar.

Se comenta del yoga que lleva muchísimos años practicándose, mediante lo cual se obtienen extraordinarios beneficios para la salud con la respiración, la relajación y una fila de posturas denominadas sanas. Con este artículo se busca llevar ánimo a cada persona a entrar en esta dinámica y conocerla mejor.

El primer paso que se debe dar para conseguir relajarse es aprender a respirar. Muchas personas no tienen idea de la técnica de respiración apropiada para buscar relajación muscular y en de todo el cuerpo, la respiración es fundamental en la relajación con resultados rápidos y efectivos.

Lo importante es que se tome tiempo para aprender bien la forma cómo se puede respirar bien en aras de buscar una buena relajación que beneficie.

El segundo paso es buscar un sitio y una respiración relajante. Se debe disponer de un sitio cómodo y tranquilo, en que no haya interrupciones ni ruidos, se puede acostar en una cama boca arriba, puede ser también en una manta en el suelo, se debe hacer una profunda concentración en respirar.

Ya entrando en los ejercicios de relajación se tiene que dejar llevar por la respiración, no se debe forzar nada, se debe respirar lenta, profunda y silenciosamente. Durante cinco minutos sólo se piensa en la respiración, se deja entrar el aire lento en los pulmones mientras se respira lentamente.

Se puede ensayar una respiración completa, es conveniente comenzar con la respiración abdominal, se debe sentir como el diafragma desciende suavemente cuando se respira, en cada uno de los momentos en que se está comenzando la respiración para hacer los de ejercicios de relajación.

Se debe comenzar a sentir que todo el cuerpo está respirando, es decir, la cara, la frente y todos los órganos internos están respirando, se debe entrar en una concientización que cada una de las células del cuerpo están respirando, este sistema de respiración se puede realizar por espacio de diez minutos.

Ejercicios de relajación, pasos tres al cinco

El tercer paso en cuanto a los ejercicios de relajaciónes que se debe dejar llevar por la gravedad. Se debe entrar en una total entrega a la fuerza gravitacional de la tierra; esto significa que se debe sentir que cada una de las partes del cuerpo están siendo sometidas en forma total a la disposición de la tierra.

A esta altura se debe tener una absoluta concentración en la relajación, los brazos deben estar extendidos hacia arriba y todo el cuerpo en un total ambiente de relajación.

El cuarto paso consiste en relajar los pies, las piernas y los muslos. Ahora es el momento de ir dejando lentamente la respiración relajada y comenzando una profunda concentración en el relajamiento de partes muy concretas del cuerpo. Lo primero es comenzar a relajar los dedos de los pies, uno por uno.

En la medida en que se avanza en los ejercicios de relajación se debe comenzar a sentir calor, se debe mantener la respiración lenta e ir relajando la planta del pie, los talones, cada tobillo, los gemelos, las piernas; es comenzar a sentir pesadez en las piernas, se debe hacer desaparecer toda tensión.

El período de tiempo que se debe emplear en este paso debe ser de más o menos, seis minutos, pero ante todo se debe buscar en absoluto la relajación muscular en su totalidad. Ya en este momento se tiene conseguido un buen espacio de terreno en el logro de los objetivos de encontrar a relajarse bien.

Para que se puedan realizar los ejercicios de relajación se debe buscar con el paso cinco relajar la espalda, el cuello, el vientre, la caja torácica, el pecho y los hombros. Se debe seguir con el método de la concentración de relajar cada uno de los músculos del cuerpo. Se va relajando, se siente el descanso.

Se sigue manejando la respiración en forma lenta y suave, todo debe suceder en el estado natural, se debe alejar de cada músculo la tensión.

Ejercicios de relajación, pasos seis al nueve

En el paso número seis en cuanto a los ejercicios de relajación, se debe relajar las manos y los brazos. Se debe buscar la concentración en las manos. Lo primero es la relajación de los dedos, uno a uno de cada mano, se pasa a las palmas de las manos, muñecas los ante brazos y brazos por completo.

El tiempo que se debe emplear en este ejercicio debe ser de ocho minutos, esto puede ser suficiente si se hace todo como se dice en este artículo.

El paso número siete tiene que ver con relajar la cabeza y la cara. Se debe tomar un tiempo en el que se debe buscar en forma minuciosa la relajación de la cabeza; para ello se comienza con las mandíbulas, la lengua, los labios. Se comienza a relajar los músculos de los ojos, cejas, pestañas, y toda la cabeza.

El tiempo que se debe usar con el fin de realizar los ejercicios de relajación del paso número siete debe ser de seis minutos, desde luego que si se hacen en forma correcta siguiendo toda la instrucción, se podrá lograr gran parte de lo que se está buscando en el objetivo de lograr descansar de tanto estrés.

El paso número ocho, tiene que ver con la relajación de los órganos internos. Aquí se debe entrar en una relajación de todo un conjunto del cuerpo, es decir, ya se debe viajar por todo el cuerpo en relajación de cada una de sus partes y comenzar a sentir el descanso de todos los órganos del mismo, sólo 2 minutos.

El paso número nueve es haber logrado totalmente la relajación y comenzar a entrar en un Spa completo de relax y completa tranquilidad en la que ya no se experimentará tensiones de ninguna especie, y el estrés habrá desaparecido en forma total del cuerpo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario