El desarrollo del lenguaje


Bebé hablando
Cerca del año de vida, el bebé va a emitir su primera palabra. Que la emita y de ahí asignarle un significado es un largo camino a recorrer. Es muy común, que para está etapa el niño maneje un mínimo vocabulario compuesto de dos o tres palabras. Aunque todavía no puede hablar, puede comprender. En algún momento de su desarrollo, habrá de asociar que tal palabra equivale a determinada cosa. Por ejemplo, si dice “agua” es por que ya comprende que mamá le dará el líquido elemento. Es así como da comienzo a la etapa instrumental del lenguaje, está etapa es carente todavía de toda estructura lingüística, pero en los hechos perfectamente funcional a las necesidades del bebé. Llego la etapa de utilizar palabras para dar a entender sus necesidades esenciales: “agua”, “coca”, “pan”, “papa” las más comunes a todos los bebés.

Hacia el año y medio de vida, amplia de manera considerable su vocabulario, pasa de estar formado por pocas palabras, unas diez o doce. Aprendió a señalar partes de su cuerpo y comprender algunas ordenes sencillas (que haga caso es otra historia). Aquí estaremos presenciando lo que se llama lenguaje socializado. La criatura le habla a un interlocutor procurando ser entendido, para ello realiza todo tipo de esfuerzos necesarios. Está haciendo uso del lenguaje puesto a su servicio.

Se encuentra en una etapa, donde el logro de la reproducción de los sonidos de la lengua es muy rudimentario, lo más probables que confunda un sonido con otro, o no los pronuncie de manera correcta. En está etapa es conveniente que los padres no le hablen en su misma jerga: “baubau” en vez de “perro”, o “papa” en vez de “comida”, o “tutú” en vez de “auto”. Los padres deben hablarle a la criatura como a una persona normal. Hay que entender que el niño no tiene problemas para comprender, simplemente algunos sonidos le dan más trabajo.

Dando forma al vocabulario Hacia los 15 meses de edad el léxico se extiende a las 20 palabras. Paulatinamente, comenzará a combinar las palabras que conoce para formar frases. Es el uso creativo del lenguaje. En esta etapa son altamente valorados los juegos didácticos con figuras y sonidos, que le ayudan a fijar mejor las palabras y sus significados. Se incorpora el uso de sustantivos, y se dota a los objetos de la valoración de los adultos (bueno, malo, feo). Ya estamos frente a todo un orador.

Alrededor de los quince meses de vida el leguaje se extiende a unas 20 palabras. Va a comenzar a tratar de combinar las palabras conocidas intentando formar frases. Está entrando en la etapa creativa del lenguaje. Llegada dicha etapa serán de gran valor los juegos didácticos que incluyan con figuras y sonidos, los que ayudaran a que fije mucho mejor las palabras y significado. Incorporará algunos sustantivos, y valora a los objetos de los adultos (bueno, malo, feo). Ha prepararse, ya nos encontramos frente a un orador en potencia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario