La ecografía 4D


La ecografía 4D

La ecografía 4D

Uno de los momentos más importantes en la vida de las personas es el "embarazo" ya que alegra no solo a los futuros padres sino también a la familia y amigos. El momento de la "dulce espera" más allá de lo que significa también es un momento de muchas dudas, expectativas y grandes ansiedades, que de una manera u otra envuelve a todos.

En la actualidad es muy común que las parejas quieran conocer el sexo del bebé antes del parto, algo que hasta no hace muchos años era algo impensado. Hoy, la tecnología ha conseguido desarrollar al máximo el "sistema de visualización intrauterina" (la ecografía), y se ha llegado a lo que se conoce como Ecografía 4D.

¿De qué se trata?

Como bien lo indica su nombre, un ecógrafo con función 4D dispara imágenes tridimensionales a color del neonato dentro del útero materno, lo que permite visualizar en tiempo real todos los movimientos y actividades que tiene el feto, captando hasta el mínimo detalle de su estado de gestación.

Este es un sistema que se puede realizar en la etapa embrionaria o en el último período del embarazo. De todos modos, es recomendable utilizar la ecografía 4D las primeras semanas del tercer trimestre del embarazo, entre las semanas 23 a 27, que es el momento ideal para visualizar al bebé por su tamaño y el liquido amniótico.

¿Cuáles son los beneficios?

Este tipo de ecografía 4D tiene como su mayor ventaja la posibilidad de estudiar las funciones del cerebro y las neurofisiológicas, algo que por muchísimo tiempo la medicina desconoció.

Así mismo, sirve para procurar el análisis anatómico y las funciones del feto en detalle, lo que permitirá a los médicos identificar cualquier afección o malformación, al tiempo que facilita la correcta evaluación del líquido amniótico, la placenta, el cordón umbilical, y todo lo relacionado con el útero materno. Favoreciendo, además el control permanente de otros órganos como hígado, pulmones y riñones.

Algo que es de gran significado para la familia es el hecho que la ecografía 4D ofrece la posibilidad de imprimir imágenes como si se tratara de fotografías e incluso hasta producir un video.

Las diferentes ecografías
 
Existen tres tipos de ecografías y todas parten del mismo principio y deben ser utilizadas como método complementario para obtener un mejor diagnostico del embarazo y el feto.

La ecografía bidimensional o 2D es la más conocida. Este tipo de ecografía nos brinda imágenes del neonato pero sin entrar en demasiados detalles.

La ecografía tridimensional o 3D, nos ofrece una imagen bastante más precisa, pero estática.
El caso de la ecografía 4D agrega a las anteriores el atributo del tiempo y el movimiento, otorgando de está manera mayor exactitud frente a cualquier anormalidad del feto con el agregado que muestra con claridad el rostro del neonato, su piel tejidos subcutáneos y la estructura de su cuerpo.

Este gran desarrollo tecnológico garantiza la prevención de cualquier contratiempo con el feto y la madre, y está, debería ser una opción y responsabilidad ginecológica brindada a toda mujer embarazada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario