Los primeros controles médicos

Los primeros controles médicos
Más de una mamá desprevenida puede terminar asustada con las primeras prácticas médicas que se le realicen al recién nacido. Si quieres evitar que te suceda esto, continua leyendo y descubrirás por que se realizan y cuáles son.

Todo recién nacido es sometido a una serie de controles que muchas veces asustan a las madres, mucho más si son primerizas, pero se vuelve imprescindible comprender que son muy necesarios, ya que en ellos se determina el estado de salud del bebe. Está es la mejor manera para prevenir problemas a futuro y determinar de manera temprana las distintas enfermedades. Entonces es fundamental comprender la importancia de los controles prenatales y los de rutina después del parto.

Llegó el momento de los primeros controles

Llegado el recién nacido, los médicos deben comprobar que el bebe responda adecuadamente a los estímulos y además, este sano. Entre los controles, también sera bañado, pesado, medidos su cuerpo y cabeza, tomaran una muestra de su sangre para determinar grupo y factor y de paso comprobar si padece alguna enfermedad hereditaria que sea de alto riesgo. Es también una práctica muy habitual que se le inyecte vitamina K, sea vacunado y le extraigan el líquido amniótico que aún tiene en su boca y nariz por medio de una pequeña sonda.

Algunas mamás a favor del parto humanizado puede que no estén de acuerdo con estás prácticas o controles, pero deben ser lo suficientemente criteriosas como para evaluar junto con el obstetra y el pediatra los procedimientos a seguir para evitarle inconvenientes al niño. En estos casos, una vez elegido el lugar donde nacerá el bebe, se vuelve imprescindible informarse de las practicas que ahí se estilan y llegado el caso, cómo hacer para evitarlas.

Los complementos alimenticios

Era algo normal hasta no hace muchos años, darles a los bebes alimentos complementarios durante el tiempo de su estancia en la maternidad, está práctica se hacia incluso sin el consentimiento de los padres. En la actualidad, ya no es tan habitual hacerlo pero en algunas maternidades todavía se sigue realizando.

Si se diera el caso de que el bebe tiene dificultad para alimentarse durante los primeros días, no sera necesario darle el biberón salvo que se presente algún riesgo para su salud. La madre debe estar predispuesta a ponerlo al pecho cada vez que le sea posible sin esperar que el bebe tenga hambre. Con esto, logrará mejorar su producción de leche y además el bebe irá aprendiendo a succionar. Es posible que haya algun problema en el momento de empezar la lactancia materna como que por ejemplo el niño se niegue a succionar de la madre o que trancurridos dos dias la madre no tenga ninguna subida de leche ,allí mismo en el hospital materno-infantil le darán un biberón a fin de que el bebe no caiga en una desnutrición y el pediatra ya dará las pautas a seguir.

Los últimos controles antes de abandonar la maternidad

Pasadas las primeras 48 a 72 horas posteriores al parto, si el bebe está en perfectas condiciones, el pediatra realizará los últimos controles y le dará el alta. En ese momento nos dirá cuando se realizara el primer control externo, que por lo general suele ser entre la semana y los diez días de vida. Si fuera el caso de que el bebe presenta bajo peso u otro problema, puede que los controles durante el primer mes resulten más frecuentes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario