Nombres de personas

Nombres de personas
Los nombres de personas solían elegirse para transmitir algunas de las características o poderes que estaban implicados en las mismas. Antiguamente cada nombre tenía un especial significado, que por causa del uso y la misma evolución del lenguaje, se fue perdiendo, a tal punto, que en la actualidad muchas personas desconocen el origen y significado que guarda su propio nombre.

El estudio de los nombres propios de las personas, en general la onomástica o más específicamente aún, la antroponimia, o la toponimia que se refiere a los nombres propios de lugar, son ramas de la lexicología que se dedican a estudiar los nombres propios desde sus orígenes y sus significados, para ello se utilizan métodos de la lingüística, al igual que investigaciones antropológicas e históricas.
Del mismo modo en muchas culturas indígenas, los nombres de personas o propios en sus orígenes tienen un significado especial que es trasmitido a su portador.

Algo similar sucede con los apellidos de las personas, que identifican a las familias desde la Edad Media y en muchos casos estos tienen asociados un escudo de armas, con lo que se daba significado a dicho apellido.

Es así que entonces sabemos que los apellidos identifican a nuestra familia, son la herencia de nuestros padres, quienes a su vez los heredaron de nuestros abuelos y así, hasta perdernos en lo más remoto de los tiempos de nuestra historia familiar, en lo más profundo de nuestras raíces.

Por lo general los nombres de personas completos suelen estar compuestos por un primer nombre (el de pila), y un segundo y hasta puede que un tercero, aunque hoy en día no es muy habitual. En los países de tradición anglosajona es usual utilizar unicamente el apellido del padre; pero en los países de tradición hispana y portuguesa es más común usar los dos apellidos, el del padre y el de la madre.

En las familias hispánicas se usa como primer apellido el del padre y en portuguesas se invierte el orden, primero va el de la madre. En otras culturas suele usarse uno sólo de los apellidos y, en algunas regiones como Islandia, la Isla de Java o el Tíbet no se acostumbra el uso de los apellidos.

Desde el siglo XII, el arte que se ocupa de los escudos de armas es conocida como Heráldica, que además se ocupa de descifrar el significado de los diversos linajes. Muchos escudos pueden pertenecer a un linaje concreto y no a algún apellido en sí.


1 comentario:

  1. Me ha gustado mucho este artículo para descubrir el significado de los apellidos.

    ResponderEliminar