Nombres para bebés

Nombres de bebés
Siempre me ha causado curiosidad, analizar el porqué existen ciertos nombres propios que se repiten por épocas, sin que nadie se ponga de acuerdo.
A veces, serán por el lado femenino los nombres de Gabriela o Alejandra o Claudia o Cristina, los que se repitan y muestren una tendencia más fuerte en una determinada época.
Por el lado de los nombres para niños, se suelen repetir el de Juan o el de Andrés o Fernando o Roberto o Mauricio, según cada época y ciclo de la vida diaria.

Pareciera como si el pensar y meditar acerca de los nombres generara una energía poderosa que traspasa las fronteras del pensamiento, para influir en el colectivo, de la misma manera como lo hace el famoso efecto mariposa. Tal vez el simple hecho de pensar en algún nombre, influye en la decisión de las demás personas, y éstas en nosotros, y de esta forma se conforman unas tendencias de utilización más frecuente de algunos nombres por épocas y por ciclos, en forma fantasiosa.

La religión siempre ha tenido una influencia especial en la asignación de nombres no solo para los Papas sino para la gente del común. El uso de nombres como Gregorio, el mismo Juan, Pedro y Pablo, los doce apóstoles, y por el lado femenino el de María, suelen siempre ser nombres que se repiten con frecuencia.
Pareciera que quisiéramos bendecir con la gracias de Dios a nuestro bebé que va a nacer, con la simple asignación de algún nombre de un santo de nuestra devoción.

Para los que creen en los Astros y en la misma Astrología, cada signo zodiacal dispone de algunos nombres mágicos apropiados a cada prototipo de personalidad, o si se trata de un signo de agua o tierra o fuego o aire. De la misma manera, en cada signo sea Acuario o Virgo o Géminis o el que sea, existen con seguridad personajes famosos que nacieron por la misma época y que hacen honor a las características de temperamento, el ser más o menos líder, más o menos comunicativo, más o menos espiritual. Muchos de estos nombres podrán ingresar a la bolsa de alternativas, para que entre ellos puedas escoger el más afín a tus deseos.

El ideal sería que pudiéramos preguntarle al bebé que se encuentra en el vientre de la mamá, y de la misma forma como encuestamos a los clientes para conocer sus preferencias y agrados hacia un determinado producto o servicio, pudiéramos preguntarle al bebé antes de nacer cuál es su opinión sobre el nombre Germán o Adriana o Ricardo o Mariana.
Poder decirle que si le gusta uno determinado emita una patada como signo de su agrado y satisfacción.

Con seguridad la ciencia seguirá avanzando para permitirnos en el futuro, encuestar a nuestro bebé, o recibir la iluminación y el mensaje de cuál puede ser el nombre con el cual se ajusta más la nueva personalidad e imagen e identidad propia, de ese nuevo y precioso ser que va a venir al mundo. Pero mientras tanto, lo mejor es que te tomes a consciencia y con responsabilidad la asignación de la marca de tu hijo o hija, porque puede convertirse en un factor que impulse hacia el éxito y felicidad futura, le permita diferenciarse de las demás personas, y sentirse orgulloso de lo que es y será.

Consejos para elegir el nombre de tu bebé:

-Si tú eres de las que todavía no se decidió, instala el debate dentro de la familia. Seguramente tu familia va a querer opinar, y a veces estas situaciones pueden resultar divertidas. Tenga en cuenta que, aunque escuchar los pensamientos de ellos, si bien puede aportar más información, recuerda que la decisión final es tuya y de tu pareja. Ya que entre ambos afrontarán la maternidad.

-En el caso de tener que elegir nombres de mujer te anticipamos que existe una larga lista de donde podrás elegir, eso sí, tómate tu tiempo, recuerda que tienes nueve meses por delante.

-Hoy en día es muy común encontrarse con padres que quieren para sus hijos nombres distintos, originales, pero muchas veces de tan originales terminan siendo ridículos. Entonces te debes preguntar: ¿Hasta qué punto el nombre de un niño deja de ser especial para convertirse en ridículo?.

-En los Registros Civiles suelen presentarse situaciones bastante insólitas, como la ocurrida hace unos años en la Argentina cuando un padre quiso anotar a su hijo con el nombre Maradona. Y como nació mujer optó por anotarla como Mara Dona. Otra tendencia muy actual es la de querer llamar a sus hijos como algunos personajes históricos de la Biblia.

-Otro claro ejemplo es el de la actriz Gwyneth Paltrow y Cris Martin, su esposo y vocalista de Coldplay, que eligieron Apple (manzana). Orgulloso, el padre, declaró ante la prensa "She's the sweetest apple I've ever seen" ("Es la manzanita más dulce que he visto"). (Párrafo tomado de: materna.com.ar).